A menudo hablamos de lo sagrado femenino, de las heridas que llevamos dentro, de la dificultad de encontrar nuestro lugar en una sociedad que no reconoce nuestra naturaleza cíclica.

Efectivamente, ser mujer no es fácil. Muy a menudo, las mujeres tienen que reconciliarse con su feminidad, hacerse las preguntas adecuadas para desarrollar un femenino equilibrado… Porque al fin y al cabo, ¿qué es ser Mujer? Si eliminamos las falsas creencias, las lealtades inconscientes hacia nuestro linaje femenino, la influencia que la sociedad tiene en nuestra representación de la Mujer… ¿qué queda realmente?

Todas estas son cuestiones que me parecen interesantes y que me gusta desarrollar durante los círculos de mujeres, los acompañamientos y los talleres.

¿Pero qué pasa con el Hombre?

Según una antigua leyenda maya, entre 2012 y 2020 comenzó el despertar de la energía femenina. A partir de 2021 es el turno de despertar la energía masculina.

Cuanto más hablo con mis amigos varones, más me doy cuenta de que los hombres también tienen muchas dificultades para encontrar su lugar. Al igual que nosotras, tienen heridas inconscientes, creencias limitantes… Cada vez son más los hombres que hablan de ellas sin tabúes.

Necesitamos reconstruir todos los condicionamientos y tener el valor de ser nosotros mismos. Para eso aún necesitamos saber quiénes somos.

¿Cuáles son las cualidades de la energía masculina?

Acción – generosidad – ánimo – claridad – fuerza para proteger a los más débiles – responsabilidad – dulzura – capacidad de razonar, planificar y estructurar.

No olvidemos que la energía femenina y la masculina son dos energías complementarias y que cuando hablamos del despertar de la energía masculina, no concierne sólo a los hombres. Nosotros poseemos estas dos energías en nosotros y debemos equilibrarlas.

El camino es el del corazón.

Avancemos juntos.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.